Imagen de Marca en el Deporte - Employee Branding BeAmbassador

Imagen de marca en el deporte: entrena tu programa de Brand Ambassadors

Todos sabemos que, para una empresa, sea del sector que sea, su imagen es fundamental, y sí, también en el mundo del deporte. No importa si es un equipo de fútbol o de baloncesto, un recinto deportivo o una empresa que vende artículos deportivos, la cuestión es que necesita que el público la relacione con los valores deportivos y con todo lo que ello implica: superación, respeto por el rival, emoción… Por eso, trabajar la imagen de marca en el deporte es igual de importante que en cualquier otro sector. 

Como sabes también, hay muchas maneras diferentes de trabajar una imagen corporativa, una imagen de marca, pero, sin lugar a dudas, una de las más efectivas es utilizando un buen programa de Embajadores de Marca. 

¿Cómo mejorar la imagen de marca en el deporte con embajadores de marca?

Un embajador de marca en el sector del deporte es una persona que representa a la marca en cuestión, y que tiene la capacidad de desarrollar y mantener una imagen de la marca positiva gracias a la interacción con los usuarios. Son personas relacionadas con la marca cuya misión no solo es representarla, sino comprender su propia personalidad y su voz. Por ello, son recursos claves si se busca mejorar la imagen de marca en el deporte  en cualquier otro sector. 

Aunque en el White paper sobre Employee Branding creado por BeAmbassador tienes toda la información necesaria, cabe señalar que, a pesar de que siempre se habla de los embajadores de marca como personas, no necesariamente tienen que serlo. Quiero decir que una empresa también puede ser un embajador, o un grupo de empresas, o incluso una asociación. La cuestión es que tenga voz e influencia, y, por lo tanto, pueda tener un papel relevante en la difusión, branding y reputación de la marca. 

En el mundo del deporte, una marca tiene que tener visibilidad, y de ello son responsables los embajadores de marca, de conseguírsela, así como del desarrollo de la misma. No obstante, tienen que ser capaces no solamente de comprender los aspectos, digamos, nucleares de la empresa, sino de entender a su competencia, cómo se mueve la marca, los precios y cómo actúa. Solamente de esta forma serán capaces de fomentar las relaciones de la forma en la que se espera de ellos. 

Eso sí, hay que tener mucho cuidado con confundir la misión y el rol que tiene el embajador con los llamados influencers. Si lo piensas bien, es como mezclar tocino y velocidad. En el caso de los influenciadores, estos suelen ser personas que tienen cierta fama y que respaldan a la marca simplemente con su imagen a cambio de un beneficio económico, generalmente, mientras que el embajador de la marca no solamente presta su imagen y su voz, sino que además trata de crear una relación con el usuario, realizando la tarea de acercar la marca al usuario. 

¿Por qué una marca deportiva podría necesitar un buen programa de Brand Ambassadors?

Vale. Tratas de transmitir tu mensaje y de difundir tu marca, y para eso ya cuentas con los contenidos, las redes sociales o el emailing. Pero no puedes pasar por alto que la mejor forma de llegar a tus clientes es el boca a boca, y eso es lo que consigues con este tipo de programas. Además, el sentimiento y la emoción son partes fundamentales de la imagen de marca en el deporte, y un embajador de marca adecuado va a conseguir que sientas esa emoción. 

Nadie querrá a tu marca como un embajador

Es muy posible que cuentes con un círculo cercano que, durante un tiempo, comparta tus actualizaciones e interactúe con tu marca, pero eso no quiere decir que estén enamorados de tu marca, sino que son conocidos y que te hacen un favor. Esas personas, tarde o temprano van a dejar de hacerlo. 

Es algo que no le pasará a tu embajador. Tu embajador está enamorado de tu proyecto, de tu club, y siempre va a trabajar con la misma ilusión para hacer llegar a la marca lo más lejos posible. No hará falta que le pidas que compartan un post de tu blog, porque son ellos mismos los que van a estar atentos ante cualquier actualización y lo van a compartir de motu propio. 

Tu marca no es omnipresente, no está en todos lados

Y donde tu marca no llega, llegan tus embajadores. 

A veces, los eventos son herramientas necesarias para darte a conocer, pero enviar a alguien que te represente cuesta dinero. Por suerte, a los embajadores de marca les encanta hacerlo por ti y representar a la marca para la que trabajan. 

Imagínate que tu marca se dedica a la fabricación de artículos para la seguridad de los deportistas que pueden estar en maratones, pistas de carrera, pistas de atletismo… Sobre todo si tu empresa no es demasiado grande, estar en todos lados puede ser muy difícil y costoso, pero si tienes un embajador, él puede hacer esta función. 

Para ello, no olvides que, para el éxito de un programa de Employee Branding, será fundamental que cuentes con un sistema de incentivos para que tus embajadores de marca estén siempre motivados y afines al objetivo común. De esta manera, te ayudarán sin lugar a dudas a mejorar la imagen de marca en el deporte. 

Tu empresa deportiva necesita feedback siempre

Y un embajador de marca puede proporcionarte todo el que necesitas al estar en un contacto directo con el usuario y otras empresas. 

Un producto siempre debe evolucionar, ya sea añadiendo nuevas características o realizando mejoras a las que ya existen. Esto, aunque fundamental, puede ser muy complicado de averiguar sin tener un contacto directo con las personas que lo usan. Tener ojos externos que den retroalimentación es muy importante, y los embajadores de la marca pueden ser una gran fuente de ese tipo de información.

También son excelentes para informar a tu empresa de lo que está haciendo la competencia, que es algo a lo que deberías prestar atención de todos modos.

Un embajador de marca puede alimentar y poner en marcha la máquina de tus contenidos

Probablemente ya sepas que la creación de contenido es una manera genial de atraer tráfico y ayudar a fortalecer la voz de tu marca de cara al público en general. ¡Y probablemente también sepas que lleva mucho tiempo! Por lo tanto, si tienes un blog, sitio web, boletín u otra publicación, cédele ese espacio a los embajadores de marca. Es probable que les encante la oportunidad de hablar en ese lugar y, dado que representan a tu cliente ideal, las cosas sobre las que escriban probablemente también atraerán a otros clientes.

Como marca deportiva, es buena idea que el blog tenga contenidos sobre entrenamiento, y temas relacionados con el deporte, y a los embajadores les encanta participar. Y aunque les des una pauta general sobre lo que escribir, ellos sabrán en todo momento sobre qué escribir. 

¿Y tú? ¿Formas parte de una empresa deportiva o un club y quieres crear tu propia red de embajadores de marca? ¡Recuerda que desde BeAmbassador tienen programas de Employee Branding especializados por sectores!

BANNER WHITE PAPER 1200x90

Sara Rodríguez

Periodista y Community Manager especializada en contenidos. Amante del Marketing Digital y de las redes sociales, tengo un afán de superación constante.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website