¿Cómo implantar un programa de embajadores de marca en el sector financiero?

Embajadores de marca en el sector financiero: ¿por qué estas empresas también los necesitan?

Seguro que has oído hablar de los brand ambassadors, pero, ¿qué quiere decir este término tan popular en marketing y cómo puede ayudar contar con embajadores de marca en el sector financiero?

Un embajador de marca es una persona contratada por una organización o empresa para representar una marca de manera positiva y, al hacerlo, ayuda a aumentar el awareness y las ventas de la marca. El embajador de la marca debe reflejar la identidad corporativa en apariencia, comportamiento, valores y ética de la marca a la que representa. El elemento clave de los embajadores de marca es su capacidad para utilizar estrategias promocionales que fortalecerán la relación cliente-producto-servicio e influirán en una gran audiencia para que compre y consuma más.

Básicamente, un embajador de marca es un portavoz, un líder de opinión o un influencia que impulsa las ventas de productos o servicios y crea conciencia de marca. Y no tiene que ser un trabajador o un cliente, puede ser cualquier franquicia o grupo de empresas que trabaje con tu marca.

Fundamentalmente, es un instrumento para mejorar la imagen de la empresa para conseguir más beneficios.

¿Por qué el sector financiero debe apostar por la marca?

Las empresas del sector financiero tienen como misión gestionar el medio de vida de las diferentes personas: dinero en efectivo, créditos, activos varios y ahorros, lo que hace que la confianza entre marca y cliente sea necesaria, fundamental, diría yo. Ahora bien, un gran debate que existe en las empresas de este sector es el dilema si es más importante crear “familiaridad” o confianza. Sin embargo, la credibilidad suele aparecer cuando la visibilidad y una buena gestión de la marca se realizan.

Es un gran reto crear conciencia de marca, y esto es algo se puede conseguir creando un buen programa de embajadores de marca en el sector financiero como estrategia de marketing en la que se puede usar una combinación de publicidad online, redes sociales, email marketing y por qué no, medios offline.

Esto crea familiaridad con la marca, pero también hay que crear credibilidad, y esto es lo que consigue el embajador de marca. De hecho, una marca financiera mide el éxito en base a cómo gestionan su imagen de marca, ya que eso es lo que genera esa confianza de la que hablo.

De hecho, como afirma el Whitepaper de BeAmbassador, los usuarios confían mucho más en lo que afirma una persona que es el embajador de la marca que en lo que dice la propia marca. De ahí su importancia.

¿Cómo fomentar e implantar un programa de embajadores de marca en el sector financiero?

Ya hemos hablado de lo importante que es para el sector de las finanzas que el posible cliente y el que ya lo es confíe en ella, y naturalmente, la visibilidad de la marca. Además de las recomendaciones, naturalmente. Pues bien, todo ello lo puede conseguir un Brand Ambassador o embajador de marca. 

Vamos a ver entonces qué pasos debes seguir si quieres implantar un programa de embajadores de marca en el sector financiero o cualquier otro.

#1 Encontrar las personas perfectas para convertirlas en embajadores de marca

Siempre es buena idea convertir a tus clientes en embajadores de marca, porque ellos tienen mucha credibilidad respecto a otras personas, pero no solamente pueden serlo ellos, sino cualquier partner con el que trabaje tu marca, o incluso una empresa. Cualquier persona o empresa puede serlo, la cuestión es encontrar los candidatos idóneos.

Los programas de Brand Ambassadors que suelen tener más éxito son aquellos en los que las empresas ofrecen a trabajadores, clientes y partners la oportunidad de involucrarse en la marca. Esas personas son las que crean una marca robusta y le dotan de la confianza de otros consumidores y de una mayor conciencia de marca.

Así que, si estás pensando en implantar una estrategia de embajadores de marca en el sector financiero, no olvides este paso tan importante.

#2 Entender muy bien y hacer entender cuáles son los objetivos del embajador de marca

Un problema que puede plantear (y hacer que no funcione) un programa de embajadores de marca en el sector financiero es precisamente este, que ni la marca ni el que va a ser embajador entiendan bien cuáles son los objetivos.

Es buena idea, antes de diseñar tu programa, saber qué mueve a las personas para entrar a formar parte de la comunidad de embajadores de marca y proporcionarles (y explicarles bien) qué van a conseguir por el trabajo que van a realizar para tu marca. Normalmente, los embajadores se suben al barco por ampliar sus círculos sociales- laborales, recibir reconocimiento y para crecer. Si cumples los objetivos de los embajadores, tu marca tendrá una comunidad mucho más estable y sostenible.

#3 Traza la estrategia a seguir

Los objetivos, los hitos y las recompensas deben estar bien definidos antes de implementar un programa de embajadores de marca en el sector financiero. Tomar en consideración los objetivos personales de los embajadores y elaborar varios planes es una forma estratégica de personalizar tu programa.

#4 Ofrece transparencia y confianza siempre

Conectar y comunicarse con los embajadores de su marca creando confianza y manteniendo la transparencia es fundamental para el éxito a largo plazo. Las relaciones son la clave para un programa de embajadores de marca y la relación es lo que crea una base sólida.

Ten en cuenta que, para generar confianza y un sentido de pertenencia, hay que actualizar constantemente el progreso de la empresa y los próximos lanzamientos como parte de su plan de comunicación. Los embajadores deben sentir que son parte del viaje de la marca, deben sentir que están colaborando directamente con aquellos a quienes representan. Cuando te relacionas con ellos, debes hacerlo personalizando tus mensajes al máximo.

#5 Abre un canal para que puedan darte feedback

Los embajadores deben considerarse socios, ya que sienten pasión por su empresa. El diálogo abierto entre la marca y los embajadores ayuda a construir una buena relación. La buena comunicación requiere comentarios y sugerencias, no una comunicación unilateral. La apertura de un canal de comunicación bidireccional con los embajadores y clientes puede ayudar a crear un fuerte sentido de pertenencia. Ese canal también ofrece comentarios directos y un flujo de ideas creativas que mantendrán su marca innovadora y en mensaje.

Si estás pensando en implantar un programa de embajadores de marca en el sector financiero, espero que estas claves te hayan servido para poder arrancarlo con éxito.

¿Tienes alguna duda? ¡Cuéntamelo con un comentario!

BANNER WHITE PAPER 1200x90

Cinta Reyes

Digital designer, dedicada al Marketing Digital y apasionada al mundo Social Media.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website