Cómo establecer una red de embajadores de marca en las administraciones públicas

Embajadores de marca en Administraciones Públicas: ¿cómo potenciar la estrategia?

Hoy en día, cualquier empresa busca mejorar la imagen que proyecta, y las Administraciones Públicas no iban a ser menos.

Para ello, y según establece el WhitePaper de BeAmbassador, contar con una red de embajadores de marca ayudará a mejorar la forma en la que el público percibe a la empresa, potenciando su imagen y reconocimiento.

Hoy te voy a hablar de cómo crear redes de embajadores de marca en administraciones públicas y que estas entidades puedan aprovechar también todos los beneficios de la estrategia Employee Branding

¡Comenzamos!

¿Qué son los Brand Ambassadors o Embajadores de la Marca?

Vale. Párate un momento y piensa en la última vez que alguien te recomendó algo relacionado con la Administración Pública, algo que te hiciera pensar acudir, por ejemplo, a una delegación u a otra de Hacienda o algo similar porque el trato con el ciudadano fuese espectacular o por una gran diligencia en la realización de los trámites. 

Eso es lo que hace un Brand Ambassador, proporciona “recomendaciones” y habla bien de la “marca”, en este caso, dentro de la Administración Pública, para lograr que la imagen de la misma sea mucho mejor y consiga mucho más crédito y confianza por parte del usuario. 

Por ese motivo, es fundamental que tu embajador de marca sea capaz de enganchar al usuario, para que este, a su vez, recomiende a la marca.

¿Cómo deben ser los Embajadores de Marca en Administraciones Públicas?

Muy bien, perfecto. Sabemos lo que hace un Embajador de Marca, pero, ¿sabemos cómo debe ser un buen Brand Ambassador para que el programa de Branding funcione? ¿Cómo debe actuar en nombre de la marca? ¿Qué tiene que saber? 

Si eres el responsable dentro de la Administración Pública o tienes algo que ver con el proceso de formación y creación de un programa de Embajadores de Marca, te voy a mostrar cuáles son las seis características fundamentales que debes buscar en los candidatos.

Pero, antes de eso, me gustaría comentar que, a pesar de que todos sabemos que las empresas suelen buscar embajadores de marca entre sus clientes o entre sus trabajadores, existen muchas más opciones. 

Por ejemplo, si trabajas con una empresa que hace, no sé, los diseños de cartelería para la delegación de Urbanismo, supongamos, esta puede ser un gran embajador de marca si eres capaz de transmitirle lo que debes, o una asociación con la que haya un convenio. Cualquier persona, asociación o empresa que tenga una relación con la Administración Pública tiene el potencial para ser el mejor Embajador de Marca. 

Dicho esto, ahora sí. Estas son las seis características fundamentales que debes buscar en las personas para que puedan formar parte de un programa efectivo de Brand Ambassadors o Embajadores de Marca en Administraciones Públicas.

#1 Total conocimiento del Marketing

Así es, ni más ni menos. Pero, mucho ojo, esto no significa necesariamente que las personas que vayan a ser tus embajadores de marca tengan que tener la carrera de marketing, aunque sí deben tener un conocimiento básico de los principios elementales del marketing. Sobre todo y concretamente, los mejores embajadores de la marca serán aquellas personas que tengan la capacidad de apreciar la verdadera autenticidad del marketing moderno, así como de captar y comprender el papel que juegan el marketing digital y las redes sociales en la consecución de referencias de alta calidad.

#2 Que tengan una presencia en Internet consolidada

Aunque esto está muy relacionado con lo anteriormente mencionado, hay que señalar que es igualmente importante. Para que el boca a boca pueda tener éxito, es fundamental que tus embajadores de marca lleguen a la mayor cantidad de personas que sea posible utilizando la mayor variedad de canales y plataformas.

Pero tranquilo, que esto no quiere decir que para que alguien pueda ser tu embajador de marca tenga que tener una comunidad super inmensa de seguidores en Twitter, o que tenga miles y miles de contactos en su base de datos de correo electrónico, pero sí implica que su presencia tiene que estar consolidada y tener bastante engagement con su comunidad y, naturalmente, que pueda llegar a ella de alguna forma.

#3 Tienen que ser muy profesionalizados

Si bien los embajadores puede que sean o no empleados de la Administración Pública, estas personas van a representar a la marca. Hablarán sobre la compañía, alentarán a otros a revisar sus productos y servicios e influirán en cómo otros perciben a la Administración Pública. Si alguien se avergonzara de sí mismo o de su marca, nunca lo contratarías, ¿verdad? Los mismos estándares deben aplicarse a los embajadores de la marca en este sector.

#4 Habilidades de liderazgo natural

Piensa en las personas que buscas para tu programa de embajadores de marca. Claro, son expertos en un campo en particular, pero es probable que busques sus opiniones porque también exudan confianza y positividad, rasgos que te atraen y te dan ganas de escuchar. Estos son los mismos tipos de personas que tienen que ser embajadores de marca en Administraciones Públicas y representarlas.

#5 Pasión por crear relaciones

Esto es importante: los embajadores no son vendedores que salen para realizar tantas ventas únicas como sea posible. Su tarea es la de fomentar relaciones sólidas y leales entre sus clientes y su marca. Los embajadores no solo deben ser apasionados y estar familiarizados con tus productos o servicios, sino que también deben ser expertos en hacer conexiones profundas con otros en tu nombre.

#6 Capacidad de recopilar feedback y proporcionar una visión innovadora

Ningún programa de fidelización es perfecto. Tampoco un producto o servicio en particular. Inevitablemente, los embajadores de la marca recopilarán comentarios en función de su experiencia con sus productos o servicios, así como sus conversaciones con sus clientes y competidores. Esta información puede proporcionar inteligencia crítica que ayude a mejorar la estrategia de marketing.

¿Tienes el equipo y los procesos bien definidos? ¡A por la estrategia!

Al igual que con cualquier estrategia de marketing, el marketing de referencia requiere la combinación correcta de estrategia, recursos, tecnología y personas. Esta última desempeña un papel especialmente importante en el impulso de toda la operación. Si logras encontrar los embajadores adecuados con la combinación adecuada de habilidades, personalidad y credibilidad, tu programa de Employee Branding empezará a funcionar.

Eso no quiere decir que construir un poderoso ejército de defensores apasionados sea fácil (no lo es). Pero con la estrategia y el enfoque correctos, es posible. En particular, si te enfocas en las seis características principales que hemos mencionado anteriormente podrás contar con redes de embajadores de marca en Administraciones Públicas que las ayuden a dotarse de una mejor imagen por parte del público.

Josué Hernández Suárez

La #startup como escuela. Pienso siempre en cómo crecer más con menos #GrowthHacking. Consultor de Employee Branding & Advocacy Solutions en Redes Sociales para organizaciones y grandes empresas.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Name
Email
Website